ELABORACIÓN DEL AZÚCAR

El proceso de la elaboración del azúcar

Siembra
Para obtener un suelo adecuado donde germine la caña de azúcar se requiere realizar un estudio de suelos y, de acuerdo al resultado, efectuar las labores necesarias de preparación de tierras para proceder con la siembra.

Cultivo
El cultivo de la caña demanda la provisión apropiada de agua para alcanzar una buena producción. Para ello se lleva a cabo un análisis foliar, control de malezas, control biológico y aplicación de técnicas de fertilización con miras a obtener un desarrollo óptimo del cultivo. Por último, el riego se aplica hasta aproximadamente dos meses antes de la cosecha asegurando una excelente calidad de la caña.

Cosecha
El corte se ejecuta manual o mecánicamente, utilizando parámetros de calidad que disminuyen los porcentajes de materia extraña. Una vez cortada la caña se transporta a la fábrica en tractores y camiones, procurando el menor tiempo de permanencia antes de su molienda.

Descarga de caña y trapiche
La caña se descarga en las mesas transportadoras para pasar por las desfibradoras, que la convierten en pequeños trozos, facilitando la extracción del jugo.

Molienda
La molienda se practica en un tándem de hasta seis molinos de cuatro masas cada uno o en un difusor. En ambos casos se extrae el jugo que luego es enviado a la fábrica para ser procesado, y el bagazo se destina a los calderos para producir el vapor con el que a la vez se genera la energía eléctrica para la fábrica y los pozos del campo.

El jugo es filtrado con el fin de retirar las partículas de bagacillo, luego es preencalado y encalado usando sacarato de calcio para eliminar las burbujas de aire.

Clarificación
El jugo obtenido es colado y calentado facilitando la sedimentación de los sólidos insolubles y separándolos del jugo claro que permanece en la parte superior del clarificador, para ser luego enviado a evaporización. Los lodos que quedan, denominados cachaza, son llevados a los filtros rotativos al vacío para la recuperación de su contenido en sacarosa. Después esta cachaza se usa en los campos como abono para mejorar la preparación de los suelos.

Evaporación
El jugo es recibido en un tanque desde donde se bombea hacia una batería de calentadores de jugo clarificado y luego a un sistema de evaporación de cinco efectos para concentrarlo y convertirlo en jarabe.

Cristalización
La masa cocida pasa a la centrífuga a altas velocidades donde los cristales de azúcar se separan de la miel. Durante este proceso se lava el azúcar para retirar los residuos de miel y posteriormente se seca y se enfría.

Secado
Para el secado del azúcar se emplea un secador enfriador que usa aire frío y caliente, para reducir el porcentaje de humedad en el producto.

Envasado
Una vez que el azúcar se ha secado y enfriado se empaca en sacos de diferentes presentaciones, según las necesidades de nuestros clientes nacionales e internacionales.